Accés al contingut Accés al menú de la secció
DOGC  > Resultados y ficha
 
Añade a mi selección y suscríbeme
Añade a mi selección
Datos del documento
  • Tipo de documento Ordre

  • Fecha del documento 04/07/2018

  • Número del documento ENS/0108/2018

  • Número de control 18186049

  • Organismo emisor Departament d'Ensenyament

    CVE CVE-DOGC-A-18186049-2018

Datos del DOGC
  • Número 7659

  • Data 09/07/2018

  • Secció DISPOSICIONS

Descriptores relacionados
Autenticidad e integridad
Lupa
Accede a la búsqueda

ORDRE ENS/108/2018, de 4 de juliol, per la qual es determinen el procediment, els documents i els requisits formals del procés d'avaluació a l'educació secundària obligatòria.


El artículo 2 de la Ley 12/2009, de 10 de julio, de educación concreta los principios específicos que rigen el sistema educativo, entre los cuales está la aplicación general de criterios y procedimientos de evaluación. El artículo 79 detalla los criterios de organización pedagógica, que incluyen la obligación de hacer una evaluación objetiva del rendimiento escolar con el fin de evaluar el progreso adquirido individualmente por cada alumno.

La Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación, en el artículo 28, establece el marco de evaluación de los aprendizajes de los alumnos de la educación secundaria obligatoria.

El Decreto 187/2015, de 25 de agosto, de ordenación de las enseñanzas de la educación secundaria obligatoria, en el capítulo 4, determina los principios y las características de la evaluación y la promoción de los alumnos de esta etapa. El mencionado Decreto establece la evaluación del alumno como una parte esencial de su proceso de aprendizaje, con un enfoque global, continuo e integrador. Así, la evaluación formativa adquiere un carácter fundamental y orientador a la hora de analizar, valorar y reorientar, si hace falta, la práctica docente de la etapa educativa para conseguir la adquisición de las competencias que establece el currículo.

El Decreto 150/2017, de 17 de octubre, de la atención educativa al alumnado en el marco de un sistema educativo inclusivo supone la garantía de que todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos dentro del ámbito de la enseñanza no universitaria sean inclusivos mediante el establecimiento de criterios que orienten su organización y su gestión; y la ordenación de medidas y apoyos para la atención educativa y para la continuidad formativa de todos y cada uno de los alumnos.

De acuerdo con las disposiciones mencionadas, la evaluación de los aprendizajes de los alumnos de educación secundaria obligatoria debe ser global, continua y diferenciada de acuerdo con las materias del currículo. En la evaluación de final de curso, hay que decidir sobre la promoción de acuerdo con la valoración del progreso global de cada alumno en relación a la adquisición de las competencias de los diferentes ámbitos y materias de la etapa. Al final de la etapa hay que decidir sobre la obtención del título teniendo en cuenta el grado de adquisición de estas competencias.

La finalidad de la evaluación es acompañar y mejorar el proceso de aprendizaje de los alumnos en referencia a los contenidos y al grado de adquisición de las competencias, teniendo en cuenta los ritmos y las potencialidades de cada uno. La evaluación también debe permitir a los alumnos y a los profesores analizar las dificultades del proceso de aprendizaje y utilizar estrategias para superarlas.

El alumno es parte activa de su proceso de aprendizaje y la evaluación le aporta la orientación necesaria para mejorarlo. Por este motivo es necesario que los alumnos conozcan previamente los objetivos de aprendizaje y los criterios de evaluación de las actividades que llevan a cabo, y que reciban un retorno cualitativo de los resultados obtenidos que favorezca la autorregulación del aprendizaje. A tal fin, se tienen que diversificar las actividades y los instrumentos de evaluación, incorporando mecanismos de autoevaluación y coevaluación a la evaluación de los docentes.

La evaluación es útil a los profesores y a los centros para analizar, valorar y reorientar, si es necesario, su acción educativa y para tomar las medidas oportunas con el fin garantizar que todos los alumnos adquieran las competencias previstas. Asimismo, la evaluación proporciona información que permite conocer la situación del sistema educativo con la finalidad de mejorarlo.

En concordancia con los principios de necesidad y eficacia, esta Orden desarrolla las normas de evaluación, de acuerdo con los objetivos propuestos por la normativa mencionada y con el principio de proporcionalidad. También establece el procedimiento, los documentos y los requisitos formales necesarios que aseguren la coherencia del proceso de evaluación, de manera que informa de la evolución del aprendizaje de los alumnos y orienta la toma de decisiones en el desarrollo del proceso educativo. La certificación académica de cada alumno, a efectos administrativos, se formaliza al finalizar cada curso escolar.

La Orden se estructura en un preámbulo y cuatro capítulos. Acaba con una disposición adicional, una disposición derogatoria y una disposición final, e incluye seis anexos que reúnen los modelos prescriptivos de los documentos oficiales de la evaluación y especifican las calificaciones y el cálculo de la calificación media.

Esta Orden se incluye en el plan anual normativo de la Administración de la Generalidad como desarrollo del Decreto 187/2015, de 25 de agosto, y se ha tramitado de acuerdo con el artículo 59 y siguientes de la Ley 26/2010, del 3 de agosto, de régimen jurídico y de procedimiento de las administraciones públicas de Cataluña y con la Ley 19/2014, del 19 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, y con el dictamen previo del Consejo Escolar de Cataluña.

Por todo ello, de acuerdo con el dictamen de la Comisión Jurídica Asesora,

 

Ordeno:

 

Capítulo 1

Disposiciones de carácter general

 

Artículo 1

Objeto y ámbito de aplicación

Esta Orden determina la finalidad, el procedimiento, los documentos y los requisitos formales del proceso de evaluación de los alumnos de los centros educativos públicos y privados que imparten educación secundaria obligatoria (ESO).

 

Artículo 2

Finalidad de la evaluación

1. La evaluación tiene la finalidad de regular el proceso de aprendizaje y comprobar el grado de adquisición de las competencias de los ámbitos, de acuerdo con los ritmos y capacidades de aprendizaje de los alumnos.

2. Así, la evaluación tiene que permitir que tanto los profesores como los alumnos puedan conocer el proceso de aprendizaje, identificar los progresos, las dificultades y los errores que surgen a lo largo del proceso educativo y tomar las decisiones oportunas para regularlo. Con esta finalidad, los alumnos deben conocer los objetivos de aprendizaje y los criterios y procedimientos con los que se los evaluará.

3. También ha de permitir comprobar el grado de adquisición de las competencias, tanto las de los ámbitos asociados a las materias como las de los ámbitos transversales.

 

Artículo 3

Criterios generales de la evaluación

1. La evaluación tiene como referencia los diferentes elementos que integran el currículo. Las competencias que determina el Decreto 187/2015, de 25 de agosto, son los objetivos de aprendizaje que tienen que lograr los alumnos al final de la etapa y se concretan en los criterios de evaluación establecidos para cada curso para todas las materias y ámbitos.

2. La evaluación se debe llevar a cabo de acuerdo con el modelo competencial de aprendizaje implementado por el trabajo colegiado del equipo docente. En este modelo competencial, la orientación educativa y la atención a todo el alumnado son la herramienta principal para favorecer el acompañamiento en el aprendizaje y la continuidad formativa en las enseñanzas postobligatorias.

3. La evaluación en la educación secundaria obligatoria tiene que ser global, continua y diferenciada. En las sesiones de evaluación, el equipo docente debe hacer una valoración global sobre el desarrollo del proceso de aprendizaje y sobre la adecuación de las programaciones y las actividades docentes a las necesidades de los alumnos.

4. La evaluación ha de ser continua, dado que es un componente esencial de la misma programación de las materias, y tiene por objeto constatar los avances de los alumnos y sus dificultades. Por eso, en la programación se deben establecer pautas para la observación sistemática y el seguimiento de cada alumno a lo largo de su proceso de aprendizaje. En este sentido, los documentos de evaluación final de cada curso contienen los últimos niveles competenciales que se han adquirido en todas las materias y ámbitos que forman parte del currículo de la educación secundaria obligatoria.

5. Los centros tienen que incluir, en su proyecto educativo, los criterios generales adoptados respecto a la evaluación y la promoción de los alumnos, a la acreditación de la etapa y al diseño de actividades de evaluación y actividades dirigidas a mejorar niveles competenciales no adquiridos, en el marco de referencia del Decreto 187/2015, de 25 de agosto.

6. Los centros tienen que hacer públicos estos criterios e informar de los mismos a las familias y a los alumnos desde el inicio del curso. Esta información debe contribuir al compromiso del alumno y de la familia en el proceso de aprendizaje.

 

 

Capítulo 2

Orientación educativa y gestión pedagógica

 

Artículo 4

Programaciones

1. En el marco de su autonomía, los centros organizan y desarrollan el currículo establecido en el Decreto 187/2015, de 25 de agosto. Tienen que concretar qué competencias de los ámbitos priorizarán cada curso de acuerdo con el proyecto educativo de centro (PEC), y que serán un referente de la evaluación y de la promoción de curso. Desde cada materia y desde los espacios curriculares interdisciplinarios como el Trabajo de Síntesis, el Proyecto de Investigación o el Servicio Comunitario, las programaciones dan respuesta a los objetivos generales establecidos en el PEC, que incluyen también la acción tutorial y la orientación educativa.

2. Antes de dar inicio al periodo lectivo, los órganos de coordinación didáctica habilitados para ello elaborarán y adecuarán las programaciones a los diferentes cursos y grupos. El equipo docente es responsable de la coordinación de las programaciones, que tienen un carácter estratégico de toda la intervención pedagógica y que son una herramienta de comunicación profesional.

3. El equipo directivo, conjuntamente con los equipos docentes, debe velar para que las programaciones de cada materia y ámbito estén orientadas a la adquisición de las competencias de los alumnos. Así, las programaciones deben prever actividades que tengan en cuenta las diferentes formas de aprender, comunicarse, interactuar y vincularse con el aprendizaje, e incluir actuaciones para que los alumnos se apropien de los objetivos de aprendizaje y de los criterios de evaluación. También tienen que contener los criterios y los instrumentos de evaluación y las actividades dirigidas a mejorar los niveles competenciales no adquiridos previamente. Para facilitar la autorregulación de los aprendizajes, hay que compaginar actividades de autoevaluación y de evaluación entre iguales con la evaluación que hacen los docentes.

4. Las programaciones deben revisar-se cada curso, ajustarse a la realidad de cada grupo y a la aplicación práctica en las aulas. La evaluación de los procesos de aprendizaje de los alumnos debe tener coherencia con el despliegue de las programaciones en el aula.

 

Artículo 5

Órganos de coordinación didáctica

1. Los órganos de coordinación didáctica que cada centro haya decidido en el marco de su autonomía, integrados por los profesores de materias o ámbitos afines, tienen que actuar como órganos colegiados con el liderazgo de su coordinador. Tienen que velar por la coherencia pedagógica de la distribución de los contenidos y la priorización de las competencias de cada ámbito a lo largo de toda la etapa de la ESO y deben concretar los criterios y los instrumentos de evaluación de las diferentes materias según las necesidades educativas de los alumnos y los criterios establecidos en el PEC.

2. En el marco de la coordinación pedagógica, estos órganos de coordinación didáctica consensuan, para cada curso de la etapa, la priorización de las competencias de los ámbitos asociados a las materias y de los ámbitos transversales y los criterios e instrumentos de evaluación que se utilizarán para evaluar el nivel de adquisición de las competencias. Con esta finalidad, los acuerdos tomados en la distribución curricular y los criterios de evaluación tienen que quedar reflejados en las programaciones didácticas que se concretan en las programaciones de aula, en las actas de reuniones y en la memoria anual.

 

Artículo 6

Equipo docente

1. El equipo docente, integrado por los profesores del grupo de alumnos y liderado por el tutor o tutora, se reúne periódicamente para coordinar las acciones educativas y para evaluar el proceso de aprendizaje de los alumnos. También pueden participar en estas reuniones, a pesar de que no forman parte del equipo docente, los miembros del equipo directivo u otros profesores con responsabilidades de coordinación pedagógica y otros profesionales que intervengan en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos.

2. Cada profesor debe aportar información sobre el proceso de aprendizaje de los alumnos, sobre el progreso en el grado de adquisición de las competencias del ámbito al que pertenecen la materia o materias que imparte y las de los ámbitos transversales, y sobre la aplicación de las medidas y apoyos para la atención a todo el alumnado.

3. El equipo docente debe actuar como órgano colegiado en todo el proceso de evaluación y en la adopción de las decisiones que resulten de ello. En la valoración del grado de consecución de los niveles competenciales de los alumnos en la promoción de curso, así como en la superación de la etapa, el equipo docente debe adoptar las decisiones por consenso y, en caso de que no se pueda, por mayoría simple. Cada profesor del equipo docente puede emitir un único voto, con independencia del número de materias que imparta. El voto del tutor o tutora será dirimente en caso de empate.

4. El equipo docente debe garantizar la coherencia global en la aplicación y distribución de los contenidos y los otros elementos de la programación, especialmente el desarrollo de las competencias que determina el Decreto 187/2015, de 25 de agosto, y las metodologías, los criterios y los instrumentos de evaluación.

Con esta finalidad, el equipo docente se tiene que reunir antes de empezar el periodo lectivo y de forma regular a lo largo del curso, como mínimo una vez cada trimestre, para coordinar los aspectos más importantes de las materias, ámbitos o proyectos, contenidos, criterios e instrumentos de evaluación, metodologías didácticas o medidas de atención al alumnado. En la primera reunión, el equipo docente ajusta su actuación a la realidad de cada grupo, tomando como referencia los niveles competenciales adquiridos por los alumnos del grupo y el consejo orientador con las recomendaciones del equipo docente del curso anterior.

5. El equipo docente debe establecer medidas de refuerzo y apoyo en la programación del curso siguiente para los alumnos que promocionen sin haber alcanzado algunos niveles competenciales establecidos y recogidos en los criterios de evaluación. En el marco de la evaluación continua, hay que incluir actividades que favorezcan la adquisición de estas competencias en las programaciones de las materias que tienen continuidad a lo largo de la etapa.

6. El equipo docente también es el responsable de elaborar el consejo orientador al final de cada curso, de acuerdo con el artículo 21.

 

Artículo 7

Participación del alumno

1. En el marco del currículo competencial, el alumno debe ser parte activa de su proceso de aprendizaje, dirigido a la adquisición de las competencias. Por lo tanto, debe apropiarse de los objetivos de aprendizaje y conocer los criterios e instrumentos de evaluación para poder participar activamente en su progreso y en la mejora de sus resultados.

2. Todo los profesores del equipo docente tienen que acompañar al alumno en su proceso de aprendizaje para facilitar su participación y su tutor o tutora debe hacerlo partícipe de las valoraciones de su progreso educativo, para que la evaluación favorezca un proceso de aprendizaje positivo y el alumno mejore sus expectativas académicas.

 

Artículo 8

Participación de las familias

1. Cada centro tiene que organizar las acciones necesarias para garantizar el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos y a mejorarlo, para que puedan hacer el seguimiento de su evolución escolar y de la mejora de sus resultados académicos, de acuerdo con lo establecido en la carta de compromiso educativo del centro. Así, el centro educativo establecerá una comunicación periódica con los padres o tutores legales, mediante informes escritos, entrevistas individuales y reuniones colectivas, u otros medios que considere adecuados, para mantenerlos informados del proceso de enseñanza-aprendizaje y de la evaluación de sus hijos en el marco del currículo competencial. El trabajo conjunto se convierte así en el núcleo de la relación familia-escuela.

2. Los profesores deben informar a los alumnos y a sus familias acerca de los criterios de evaluación generales del centro y de los de cada materia, así como de las estrategias para mejorar los niveles competenciales no adquiridos.

3. Después de cada sesión de evaluación, como mínimo una vez por trimestre, el tutor o tutora debe informar por escrito, mediante el informe de evaluación, a los alumnos y sus padres o tutores legales del desarrollo de su proceso de aprendizaje en los ámbitos asociados a las materias y en los ámbitos transversales, y de las habilidades de relación y socialización.

4. Al finalizar cada curso se tiene que informar por escrito a los alumnos y a los padres o tutores legales de los resultados de la evaluación final. Esta información debe contener, al menos, las valoraciones sobre el grado de adquisición de las competencias, la decisión sobre la promoción de curso o la superación de la etapa, y el consejo orientador con las recomendaciones del equipo docente. La información sobre el grado de adquisición de las competencias se debe completar con comentarios relativos a los criterios de evaluación y a las competencias o dimensiones. También puede incluir, si es necesario, las indicaciones de los profesores respecto a las actividades propuestas al alumno para el periodo de vacaciones.

5. La periodicidad y la organización de las entrevistas individuales y de las reuniones colectivas con los padres o tutores legales de los alumnos las tiene que fijar cada centro en su programación general anual. Como mínimo, se debe garantizar una reunión colectiva durante el primer trimestre de cada curso y una entrevista individual en cada curso.

6. El alumno, o sus padres o tutores legales, tiene derecho a solicitar a los profesores aclaraciones sobre las calificaciones de actividades de evaluación, los informes derivados de las sesiones de evaluación trimestral y las calificaciones finales otorgadas por el equipo docente, y también puede formular reclamaciones sobre estas calificaciones finales de acuerdo con el procedimiento establecido por el Departamento de Enseñanza.

 

Artículo 9

Plan de apoyo individualizado

1. El plan de apoyo individualizado (PI) es una herramienta para la planificación de medidas, actuaciones y apoyos para dar respuesta a situaciones singulares de alumnos que presentan necesidades educativas y personales específicas, cuyos contenido y elaboración están regulados por el Decreto 150/2017, de 17 de octubre, de la atención educativa al alumnado en el marco de un sistema educativo inclusivo.

2. Este plan tiene que determinar los criterios de evaluación y de promoción de curso, de acuerdo con los objetivos de aprendizaje y las competencias que se hayan acordado. Excepcionalmente, el plan puede comportar que temporalmente algunas de las materias no se evalúen. En el caso del cuarto curso, el PI debe incluir también los criterios de superación de la etapa en el marco del PEC y de acuerdo con el artículo 16 de esta orden.

3. El alumno que tenga un plan de apoyo individualizado (PI) ha de ser evaluado según los criterios de evaluación establecidos en su plan, que también pueden corresponder a cursos anteriores o posteriores. Estos criterios deben estar consensuados por todo el equipo docente, y la familia y el alumno tienen que conocerlos.

4. En el caso de alumnos que presentan las mismas necesidades educativas y personales específicas, se puede disponer de una misma programación para todos ellos, de acuerdo con el PEC, que puede comportar que todos tengan el mismo PI.

5. Para los alumnos con altas capacidades intelectuales, se puede reducir un curso la permanencia en la etapa cuando su ritmo personal de aprendizaje y el grado de madurez adecuado así lo aconseje. En este caso se tiene que elaborar un plan de apoyo individualizado basado en la valoración psicopedagógica del alumno. El director o directora del centro debe pedir la autorización para aplicarlo de acuerdo con el procedimiento que determine el Departamento de Enseñanza.

 

Artículo 10

Transiciones y continuidad formativa

1. En la transición entre primaria y secundaria, corresponde a los centros de secundaria:

a) Establecer mecanismos de coordinación con los centros de primaria adscritos a cada centro de secundaria respecto a los proyectos educativos y las metodologías, con el fin de dar coherencia al proceso educativo de los alumnos en el cambio de etapa.

b) Solicitar a los centros de educación primaria una copia del historial académico del alumno y el informe individualizado del final de etapa, con los resultados de la prueba de evaluación de sexto de educación primaria, con la finalidad de garantizar una transición adecuada de los alumnos entre etapas.

c) Prever mecanismos de comunicación con los centros de origen de los alumnos, antes de empezar el curso. En el caso de los centros adscritos, tienen que incluir entrevistas entre el tutor o tutora del último curso de la educación primaria de los alumnos y el tutor o tutora del primer curso de la educación secundaria obligatoria o un representante del centro de secundaria, con el fin de completar la información sobre los aprendizajes de los alumnos. En el caso de los alumnos con necesidades educativas específicas también participarán los equipos de asesoramiento y orientación psicopedagógica (EAP).

2. Para facilitar el traspaso de información de los alumnos entre cursos de la ESO, el centro debe disponer de un registro u hoja de seguimiento interno que recoja la información más relevante de cada alumno para la promoción de curso, en los términos que establece el artículo 24, y que se completa con el consejo orientador, de acuerdo con el artículo 21.

3. El traspaso de la información a las enseñanzas postobligatorias se vehicula a través del historial académico del alumno, que tiene que incluir el consejo orientador, de acuerdo con el artículo 21.

 

 

Capítulo 3

Sesiones de evaluación, promoción de curso y superación de la etapa

 

Artículo 11

Organización general

1. La sesión de evaluación es la reunión del equipo docente, coordinada por el tutor o tutora, para compartir información y tomar decisiones de forma colegiada sobre el proceso de aprendizaje de los alumnos. A la misma, se puede incorporar un miembro del equipo directivo. También pueden participar otros profesores con responsabilidades de coordinación pedagógica y otros profesionales que intervengan en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos.

2. En el contexto de un modelo educativo competencial, y a fin de que el equipo docente pueda valorar los aprendizajes de cada alumno y el desarrollo del proceso de enseñanza, hay que hacer al menos una sesión de evaluación inicial, una sesión trimestral de seguimiento y, al final de curso, una sesión de evaluación final ordinaria, que normalmente coincidirá con la sesión de evaluación del tercer trimestre. Además, se debe realizar una sesión de evaluación final extraordinaria, de acuerdo con las fechas que determine el calendario escolar del curso correspondiente.

3. El tutor o tutora debe coordinar y presidir las reuniones de evaluación de su grupo de alumnos, levantar acta, hacer constar los acuerdos tomados y transmitir la información pertinente de manera individualizada a las familias y a los alumnos. Asimismo, el resto de profesores del equipo docente debe informar a los alumnos sobre sus materias o ámbitos.

 

Artículo 12

Evaluación inicial

1. En el marco de la evaluación formativa, el equipo docente tiene que dedicar como mínimo una de sus reuniones habituales durante el primer trimestre a hacer un seguimiento de los alumnos con el objetivo de hacer una valoración cualitativa individualizada con el fin de mejorar la acogida de los alumnos y tomar decisiones sobre su proceso de aprendizaje, que los ayude a autorregularse y que sea orientativa para las familias.

2. En la evaluación inicial de los alumnos de primer curso de ESO también hay que tener en cuenta tanto el traspaso de información de los maestros de primaria, de acuerdo con el artículo 10.1 de esta Orden, como la evaluación de las actividades de refuerzo de verano que hayan hecho estos alumnos. Con respecto al resto de cursos, hay que tener en cuenta la información de las reuniones previas al periodo lectivo, de acuerdo con el artículo 6.4 de esta Orden.

 

Artículo 13

Evaluaciones parciales

1. El equipo docente tiene que reunir-se como mínimo una vez por trimestre para analizar la evolución del grupo y de los aprendizajes, y el proceso madurativo y relacional de cada uno de los alumnos. Si es preciso, se modificarán las estrategias organizativas, metodológicas o curriculares, tanto individualmente como en grupo, y en caso de ser necesario, se iniciarán nuevas medidas de atención al alumnado. El equipo docente tomará las decisiones de acuerdo con los criterios de evaluación establecidos al inicio de curso y se tendrá en cuenta fundamentalmente la opinión del tutor o tutora.

2. Cada centro debe elaborar un modelo propio de informe que tiene que reflejar los resultados obtenidos en la evaluación del proceso de aprendizaje del alumno; los aspectos personales, relacionales y evolutivos que se considere oportuno mencionar, y las medidas complementarias o de refuerzo adoptadas o previstas. Siempre que sea necesario, estos documentos tienen que incluir valoraciones cualitativas individualizadas para orientar a la familia y ayudar al alumno a mejorar los aprendizajes y los aspectos relacionales y de socialización.

3. En las actas de las sesiones de evaluación parcial debe haber constancia expresa del progreso de los alumnos respecto a las competencias no adquiridas de cursos anteriores.

 

Artículo 14

Evaluaciones de final de curso

1. La evaluación de final de curso en la educación secundaria obligatoria se tiene que hacer en cada uno de los cuatro cursos de la etapa, al acabar el periodo lectivo en el caso de la evaluación final ordinaria y cuando determine el calendario escolar del curso correspondiente en el caso de la evaluación extraordinaria.

2. La valoración del grado de adquisición de las competencias de los ámbitos transversales y de los diferentes ámbitos asociados a las materias que el alumno ha cursado aquel año académico, se debe hacer de acuerdo con el artículo 5.2.

3. La evaluación final ha de ser diferenciada para cada una de las materias del currículo, aunque se impartan agrupadas en ámbitos o en proyectos globalizadores, y para cada uno de los ámbitos transversales, y debe constatar los avances de los alumnos. El profesor de cada materia o ámbito debe proponer para cada alumno una calificación de final de curso que debe ir acompañada de comentarios relativos a los criterios de evaluación y a las competencias o dimensiones.

4. El equipo docente tiene que valorar los resultados obtenidos por los alumnos con respecto al grado de adquisición de las competencias de cada ámbito o materia y otorgar las calificaciones finales. En las sesiones de evaluación de final de curso, con el fin de garantizar la coherencia de los procesos de evaluación entre los diferentes grupos del centro, se puede incorporar, con voz pero sin voto, un miembro del equipo directivo o una persona designada por este órgano.

5. En la sesión de evaluación final ordinaria, el equipo docente decide, de acuerdo con el artículo 3.5, qué alumnos están en condiciones de matricularse al curso siguiente y qué alumnos quedan pendientes de la evaluación extraordinaria. Esta decisión tiene que constar en el acta de calificaciones de la evaluación final.

6. En el marco de la evaluación continua, la adquisición de las competencias del curso de las materias con continuidad dentro de la etapa y de los ámbitos transversales comporta la adquisición de los niveles competenciales no alcanzados en cursos anteriores.

Con respecto a las otras materias, cada centro tiene que organizar actividades dirigidas a mejorar los niveles competenciales no adquiridos. La evaluación de estas actividades quedará reflejada en las actas del curso siguiente, que recogen también las materias de cursos anteriores que no se hacen aquel año.

7. La evaluación de los alumnos con PI se debe hacer con relación a los criterios de evaluación que se incluyen en este PI, de acuerdo con el artículo 9.

8. Para los alumnos que en la evaluación final ordinaria no hayan adquirido los niveles competenciales establecidos, los centros tienen que proponer actividades de aprendizaje destinadas a alcanzarlos. Asimismo, los centros también pueden proponer actividades al resto de alumnos para consolidar los niveles competenciales adquiridos.

9. Para los alumnos que tienen materias con evaluación negativa en la evaluación final ordinaria, los centros organizan la evaluación extraordinaria de acuerdo con las fechas que determine el calendario escolar del curso correspondiente. Se considera materia con evaluación negativa aquella en que no se han alcanzado los niveles competenciales establecidos.

Las actividades y, si es el caso, las pruebas extraordinarias, las tiene que elaborar y calificar el órgano de coordinación didáctica correspondiente, de acuerdo con la programación de los currículos de los que son responsables. La preparación y elaboración de las pruebas extraordinarias se tiene que llevar a cabo durante el mes de junio.

10. En cada uno de los cuatro cursos de la etapa, y después de la valoración de las actividades y las pruebas extraordinarias, el equipo docente debe reunir-se en una sesión de evaluación final extraordinaria.

11. En el contexto de la evaluación continua, la valoración del grado de adquisición de las competencias y la calificación final extraordinaria tienen que ser el resultado global obtenido a partir del análisis de la evolución del alumno durante el curso, de las actividades propuestas para mejorar los niveles competenciales no adquiridos y, si es el caso, de las pruebas extraordinarias. Las calificaciones tienen que ser iguales o superiores a las de la evaluación ordinaria.

12. En la sesión de evaluación final extraordinaria, vistos los resultados obtenidos por cada alumno, el equipo docente tiene que tomar las decisiones definitivas con respecto al grado de adquisición de las competencias y la promoción de curso o la superación de la etapa, teniendo en cuenta que hay que aplicar todo lo establecido en los artículos 15 y 16.

13. La información referente a la evaluación final de curso se recogerá en un informe de evaluación final que se entregará a las familias, de acuerdo con el artículo 8.4.

 

Artículo 15

Promoción de curso de primero a tercero

1. Al finalizar cada uno de los tres primeros cursos de la etapa y como consecuencia del proceso de evaluación, el equipo docente, en la sesión de evaluación final de curso, debe adoptar las decisiones correspondientes a la promoción de curso de cada alumno, teniendo en cuenta su evolución general en relación con el grado de adquisición de las competencias que determina el Decreto 187/2015, de 25 de agosto.

2. El alumno promociona cuando ha adquirido los niveles competenciales establecidos, de acuerdo con el artículo 3.5 de esta Orden.

Respecto a los niveles competenciales no adquiridos de cursos anteriores, se tienen que evaluar de acuerdo con la programación establecida, en los términos del artículo 6.5. La adquisición de las competencias de un curso comporta la adquisición de las competencias no alcanzadas de cursos anteriores.

3. El equipo docente, de acuerdo con el Decreto 187/2015, de 25 de agosto, i las especificidades que se recogen en el PEC, puede decidir la promoción de un alumno con niveles competenciales no adquiridos cuando considere que el alumno tiene buenas expectativas de mejora y que la promoción es positiva para su evolución académica y personal. En este caso, el equipo docente debe dar indicaciones personalizadas que incluyan las medidas y recomendaciones que han de permitir al alumno adquirir los niveles competenciales correspondientes a aquel curso; en algunos casos puede comportar un PI.

4. La repetición de curso se debe considerar una medida excepcional y en caso de permanecer un año más en el mismo curso, también se requieren unas indicaciones personalizadas orientadas a superar las dificultades detectadas en el curso anterior y que en algún caso pueden comportar un PI, así como la comunicación a las familias de acuerdo con lo que se establece en el artículo 8 de esta Orden. Se puede repetir el mismo curso una sola vez y dos veces como máximo dentro de la etapa si no se ha repetido en la educación primaria.

5. Si el equipo docente decide que algún alumno con necesidades educativas específicas siga un plan de apoyo individualizado, se tiene que escolarizar en el curso y grupo que, atendiendo a la propuesta educativa que se le formule, se haya determinado en el plan correspondiente.

 

Artículo 16

Superación de la etapa y título de graduado o graduada en educación secundaria obligatoria

1. Como consecuencia del proceso de evaluación, en la sesión de evaluación final de cuarto curso, el equipo docente tiene que adoptar las decisiones correspondientes a la superación de la etapa y la obtención del título de graduado o graduada en educación secundaria obligatoria, teniendo en cuenta el grado de adquisición de las competencias que determina el Decreto 187/2015, de 25 de agosto, y las especificidades que se recogen en el PEC.

2. Se considera que un alumno ha superado la etapa cuando ha adquirido las competencias de los ámbitos asociados a las materias y las de los ámbitos transversales.

El equipo docente, considerando la madurez del alumno y sus posibilidades de progreso, puede decidir que un alumno obtenga el título aunque tenga evaluación negativa en una materia o dos que no sean simultáneamente Lengua Catalana y Literatura, Lengua Castellana y Literatura, y Matemáticas, y el Aranés en el Arán.

En este sentido, se considera materia con evaluación negativa aquella en que no se han adquirido los niveles competenciales establecidos.

3. El alumno que al finalizar la etapa no obtenga el título puede permanecer un año más en cuarto curso. Esta opción debe ir acompañada de unas indicaciones personalizadas, orientadas a superar las dificultades detectadas en el curso anterior. De forma excepcional, un alumno puede repetir dos veces cuarto curso si no ha repetido en cursos anteriores.

4. Los centros educativos tienen que organizar anualmente pruebas para los alumnos que no hayan superado el cuarto curso y hayan superado la edad máxima de permanencia en la etapa, de acuerdo con el procedimiento establecido por el Departamento de Enseñanza.

 

 

Capítulo 4

Documentos

 

Artículo 17

Documentos oficiales de evaluación

1. Son documentos oficiales del proceso de evaluación las actas de calificaciones de la evaluación final, el expediente académico, el historial académico de educación secundaria, el consejo orientador, el informe personal por traslado en el caso previsto en el artículo 22 y el certificado de escolarización, si procede.

Estos documentos se deben ajustar a los modelos y a las características que establecen los anexos de esta Orden y se tiene que hacer un uso no sexista del lenguaje en los mismos.

2. Las firmas de los documentos tienen que ser autógrafas y debajo tiene que constar el nombre y los apellidos de los firmantes y el cargo. A medida que se implemente la firma electrónica, estos documentos se pueden sustituir por sus equivalentes en formato electrónico.

3. EI director o directora, como responsable de todas las actividades del centro, lo es también de las de evaluación y debe visar los documentos oficiales con su firma.

 

Artículo 18

Actas de calificaciones de la evaluación final

1. El acta de calificaciones de la evaluación final (ordinaria y extraordinaria) es el documento oficial que recoge los resultados de la evaluación de las materias y ámbitos del curso, de acuerdo con los anexos 1 y 2. También debe incluir el nivel adquirido en cursos anteriores de las materias que no se cursan ese año. Esta información tiene que constar en el expediente académico y en el historial académico.

2. El acta de calificaciones de la evaluación final ordinaria tiene que quedar cerrada a final del mes de junio y la de la evaluación final extraordinaria al acabar el periodo de actividades del curso, determinado por la disposición por la que se establece el calendario escolar del curso correspondiente.

3. Las actas de calificaciones de la evaluación final se extienden a cada uno de los cursos de la educación secundaria obligatoria, de acuerdo con el anexo 3. Tiene que constar la relación nominal de los alumnos con la valoración del grado de adquisición de las competencias de las materias del curso y de los ámbitos transversales, así como de las materias de cursos anteriores que no se hacen aquel año. Asimismo, las actas deben incluir las decisiones sobre la promoción de curso, el resumen del consejo orientador (con las medidas que ha de recibir el alumno para mejorar las competencias no adquiridas, si es el caso) y, si procede, la calificación media de la ESO y la propuesta para la expedición del título de graduado o graduada en educación secundaria obligatoria, de acuerdo con los artículos 15 y 16 de esta Orden.

4. En las actas de calificaciones de la evaluación final tiene que constar la firma de todos los profesores del equipo docente y el visto bueno del director o directora del centro.

5. En el caso de los alumnos evaluados en función de su PI, en el acta de calificaciones de la evaluación debe constar la frase: “Ha sido evaluado en función de su plan de apoyo individualizado”.

 

Artículo 19

Expediente académico

1. El expediente académico del alumno tiene la función de recoger de manera acumulativa los resultados de la evaluación obtenidos por el alumno a lo largo de la educación secundaria obligatoria (reflejados en las actas de calificaciones de las evaluaciones) y todos los datos personales y académicos relevantes, de acuerdo con el anexo 4.

2. El expediente académico contiene: los datos de identificación del centro, los datos personales del alumno, los datos y la documentación de incorporación del alumno a la etapa, los resultados de las evaluaciones finales, las decisiones de promoción de curso y titulación, el consejo orientador, las observaciones que el equipo docente considere oportuno hacer constar, los datos y la documentación de finalización o de salida de la etapa y cualquier resolución administrativa de carácter singular que afecte al alumno, así como, si procede, los planes de apoyo individualizados.

3. La custodia y archivo de los expedientes académicos corresponde a los centros en los que se hayan cursado los estudios.

 

Artículo 20

Historial académico

1. El historial académico de la educación secundaria obligatoria es el documento oficial que refleja los resultados de la evaluación y las decisiones relativas al progreso académico del alumno a lo largo de la etapa y tiene valor acreditativo de los estudios cursados, de acuerdo con los anexos 2 y 5. Su custodia corresponde al centro educativo donde el alumno esté escolarizado.

2. Debe contener los datos identificativos del alumno; las materias y ámbitos cursados en cada uno de los años de escolarización y los resultados obtenidos en la evaluación indicando la convocatoria (ordinaria o extraordinaria); las decisiones sobre la promoción de curso con la fecha en que se adoptaron; la calificación de la etapa; el resumen del consejo orientador, y la información relativa a los cambios de centro.

3. El historial académico se tiene que entregar al alumno al finalizar la enseñanza obligatoria y, en todo caso, al finalizar su escolarización en la enseñanza básica en régimen ordinario. Esta circunstancia se ha de reflejar en el expediente académico correspondiente.

4. En el caso de que, por traslado del alumno, los documentos oficiales de evaluación deban tener efecto fuera de Catalunya, las calificaciones se han de codificar de acuerdo con el anexo 6.

5. En el caso del alumnado que se traslade a centros de otras comunidades autónomas en las que el catalán no es lengua oficial, se deberá redactar el historial académico en catalán y castellano.

 

Artículo 21

Consejo orientador

1. El consejo orientador lo elabora el equipo docente al final de cada curso a partir de la información contenida en el registro u hoja de seguimiento interno, y contiene la orientación sobre el itinerario formativo del alumno y, si procede, recomendaciones y propuestas de medidas de apoyo para el curso siguiente. En el caso de cuarto, o al acabar la escolarización, también tiene que incluir, mediante un informe motivado, una orientación específica con relación a su itinerario en la enseñanza postobligatoria y/o profesionalizadora.

2. El consejo orientador se incluye en el expediente del alumno. Al finalizar 1.º, 2.º o 3.º se entrega al alumno y a los padres o tutores legales en el informe de evaluación. Al finalizar 4.º o si se finaliza la escolaridad antes, el consejo orientador debe entregarse como documento oficial de la evaluación con el formato que decida el centro.

En el caso del alumno que a final de curso no haya adquirido todos los niveles competenciales correspondientes, el consejo orientador debe incluir los instrumentos o recursos para poder alcanzar estos niveles.

3. En el caso del alumno que no acredita el final de la etapa en la evaluación final ordinaria, el consejo orientador se entregará después de la evaluación final extraordinaria. Aun así, en la evaluación final ordinaria los equipos docentes tienen que hacer aportaciones para la orientación al alumno, con el fin de facilitar la tarea del tutor o tutora en la elaboración del consejo orientador en la evaluación final extraordinaria.

4. Si el alumno tampoco acredita el final de la etapa después de esta evaluación extraordinaria, el equipo docente debe velar para que el consejo orientador contenga informaciones individualizadas sobre las diferentes opciones de la formación complementaria que tendría que cursar para poder obtener al graduado en educación secundaria obligatoria o proseguir su formación en otras enseñanzas o vías formativas, teniendo en cuenta las posibilidades de convalidación o las equivalencias de las materias cuyas competencias haya adquirido en la etapa de ESO.

 

Artículo 22

Informe personal por traslado

1. Con el fin de garantizar la continuidad del proceso de aprendizaje de los alumnos que se trasladan a otro centro sin haber concluido el curso, se tiene que emitir un informe personal en el que se hará constar la información recogida por el equipo docente necesaria para la adecuada continuidad del proceso de aprendizaje, de acuerdo con el anexo 6. Este informe lo ha de elaborar y firmar el tutor o tutora, con el visto bueno del director o directora a partir de los datos facilitados por los profesores de las materias o ámbitos.

2. Como mínimo, se deben consignar los elementos siguientes:

a) Resultados parciales de la evaluación, en caso de que ya haya tenido lugar alguna sesión de evaluación.

b) Aplicación, si procede, de medidas de refuerzo y apoyo, así como de los planes de apoyo individualizados aplicados.

c) Todas las observaciones que se consideren oportunas sobre el progreso general del alumno.

3. En el caso de que, por traslado del alumno, los documentos oficiales de evaluación deban tener efecto fuera de Catalunya, las calificaciones deben codificarse de acuerdo con el anexo 6.

4. En el caso del alumnado que se traslade a centros de otras comunidades autónomas en las que el catalán no es lengua oficial, se deberá redactar el informe personal por traslado en catalán y castellano.

 

Artículo 23

Certificado de escolaridad

Los alumnos que hayan cursado la educación secundaria obligatoria y no obtengan el graduado en educación secundaria obligatoria tienen que recibir un certificado de escolaridad en el que conste la fecha de inicio y de finalización de los estudios, las materias cursadas y las calificaciones obtenidas, así como el consejo orientador.

 

Artículo 24

Otros documentos de evaluación

1. Las actas de las sesiones de evaluación parcial, la hoja de seguimiento interno y los informes de evaluación son documentos obligatorios del proceso de evaluación.

2. Corresponde a cada centro, en el marco de su autonomía, adoptar los modelos más adecuados para estos documentos. Las firmas de los documentos tienen que ser autógrafas y debajo debe constar el nombre, los apellidos y el cargo de los firmantes. A medida que se implemente la firma electrónica, estos documentos se pueden sustituir por sus equivalentes en formato electrónico.

3. El tutor o tutora debe disponer de una hoja de seguimiento interno de cada alumno, en la cual tiene que hacer constar las observaciones pertinentes respecto a su proceso de aprendizaje. Esta hoja de seguimiento completa la información de los documentos oficiales del alumno (expediente académico e historial académico), se tiene que conservar hasta que el alumno acaba la etapa o se traslada de centro y tiene que incluir:

a) Nivel de adquisición de los aprendizajes, tomando como referencia las competencias mencionadas en el artículo 3.1.

b) Medidas recibidas de apoyo al aprendizaje (específicas o adicionales y/o extraordinarias o intensivas).

c) Intereses y expectativas del alumno.

d) Habilidades de relación y socialización.

 

Artículo 25

Custodia de la documentación

1. Los documentos oficiales de la evaluación mencionados en el artículo 17 tienen que permanecer en el centro a disposición de la Inspección para posibles comprobaciones. La persona que ejerza las funciones de secretario es la responsable de su custodia, tanto en formato impreso como en soporte electrónico, así como de las certificaciones que se soliciten. En caso de que se suprima algún centro, los servicios territoriales de Enseñanza o el Consorcio de Educación de Barcelona (CEB) deben adoptar las medidas correspondientes para conservarlos o trasladarlos.

2. Las hojas de seguimiento interno se deben conservar en el centro hasta que el alumno finalice la escolarización. Los tutores deben guardar estos informes y ponerlos a disposición de los otros profesores del alumno. Una vez finalizado el curso, el centro velará por el traspaso de estos informes a los tutores del curso siguiente.

3. Igualmente, hay que mantener en el centro, hasta la fecha del curso siguiente que el Departamento de Enseñanza determine, el material que haya podido contribuir a otorgar las calificaciones en las evaluaciones finales y los documentos de registro de la evaluación continua. El alumno tiene que conservar hasta a final de curso el material que se le entregue y que haya contribuido a su evaluación continua (pruebas escritas, trabajos, cuadernos de prácticas, etc.).

 

Artículo 26

Confidencialidad de los datos personales

Con respecto a la obtención de los datos personales de los alumnos, a su cesión de unos centros a otros y a la seguridad y confidencialidad de estos datos, hay que ajustarse a lo que dispone la legislación vigente en materia de protección de datos de carácter personal y, en todo caso, a lo que establece la disposición adicional 23 de la Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación.

 

Artículo 27

Supervisión de la Inspección de Educación

Corresponde a la Inspección de Educación supervisar el procedimiento de evaluación de cada centro; velar por la corrección de todo el proceso, por la adecuada integración del alumnado en el proceso educativo y por las medidas adoptadas de atención al alumnado, y proponer las medidas que contribuyan a mejorarlo.

 

 

Disposición adicional

Los alumnos de ESO que cursan estudios de música o danza, con dedicación significativa al deporte o en otros casos que determine el Departamento de Enseñanza, pueden solicitar la convalidación o el reconocimiento de determinadas materias para facilitar la simultaneidad de estudios, según el procedimiento que establezca el Departamento de Enseñanza.

 

 

Disposición derogatoria

De acuerdo con el calendario de aplicación de esta Orden, al inicio del curso 2018-2019 quedan derogadas las órdenes siguientes:

Orden EDU/295/2008, de 13 de junio, por la que se determinan el procedimiento y los documentos y requisitos formales del proceso de evaluación a la educación secundaria obligatoria.

Orden ENS/56/2012, de 8 de marzo, de modificación de la Orden EDU/295/2008, de 13 de junio, por la que se determinan el procedimiento y los documentos y requisitos formales del proceso de evaluación a la educación secundaria obligatoria.

 

 

Disposición final

Calendario de aplicación

Las normas de evaluación establecidas en esta Orden se implantaran en el año académico 2018-2019 en todos los cursos de la educación secundaria obligatoria.

 

Barcelona, 4 de julio de 2018

 

Josep Bargalló Valls

Consejero de Enseñanza

 

 

Anexo 1

Calificaciones

 

Para expresar los resultados de los aprendizajes de los alumnos y el grado de adquisición de las competencias se utilizan calificaciones cualitativas, que son: no adquisición (NA), adquisición satisfactoria (AS), adquisición notable (AN) y adquisición excelente (AE).

En el caso de los alumnos que no cursan una materia porque simultanean la ESO con estudios de música o danza, que tienen una dedicación significativa al deporte o en otros casos que determine el Departamento de Enseñanza, se indicará materia convalidada (Conv.).

En el caso de los alumnos que excepcionalmente no cursan una materia de acuerdo con su PI, se indicará sin calificación (SQ).

Todas las calificaciones tienen que constar en los documentos de evaluación de carácter oficial, así como en todos los certificados oficiales expedidos por el centro.

El Trabajo de Síntesis de 1.o a 3.o y el Proyecto de Investigación de 4.º se evalúan con relación a las competencias de los ámbitos asociados a las materias y de los ámbitos transversales que intervienen en ellos; por lo tanto, no se evalúan con una calificación específica. La información sobre su realización, se incluirá en las actas en los términos: no hecho (NF), hecho (FT) y hecho con aprovechamiento (FA).

El Servicio Comunitario tiene la consideración de proyecto transversal con incidencia en la calificación global de la materia, o materias, a la que esté vinculado. La información sobre la realización del Servicio Comunitario, cuando proceda, se incluirá en las actas en los términos: no hecho (NF), hecho (FT) y hecho con aprovechamiento (FA).

En caso de que el alumno se traslade fuera de Cataluña, o en otros casos en que sea necesario, se deberán aplicar las equivalencias establecidas en el anexo 6.

 

 

Anexo 2

Cálculo de la calificación media

 

A efectos del cálculo de la calificación media y en toda la documentación donde sea necesaria la calificación numérica, se harán las equivalencias siguientes: NA = 1, AS = 2, AN = 3 y AE= 4.

Cuando el alumno supera la etapa de la ESO, la calificación media se obtiene con la media aritmética de las calificaciones numéricas de las materias cursadas y de los ámbitos transversales en los cuatro cursos de la etapa, calculada con tres decimales, de acuerdo con las equivalencias establecidas en el párrafo anterior. Esta calificación con tres decimales, en escala de 1 a 4, se tendrá que multiplicar por 2,5 para obtener un valor máximo de 10. El valor obtenido es la calificación de la etapa, que se redondea a dos decimales.

Cuando el alumno supera la etapa i la calificación de la ESO resulta inferior a 5, se redondea a 5.

En caso de que sea necesario obtener una calificación media antes del final de la etapa, el procedimiento será el equivalente al descrito anteriormente: media aritmética de las calificaciones numéricas de las materias cursadas hasta aquel momento, incluyendo las calificaciones de todas las materias comunes, las de los ámbitos transversales y una única calificación de la materia o materias optativas. Si se hubiera cursado más de una materia optativa a lo largo de un curso, el equipo docente, de acuerdo con el PEC, decidirá cuál es esta calificación única de optativas.

Para calcular la calificación media, también hay que tener presente que:

- La adquisición de las competencias de las materias y de los ámbitos transversales del curso comporta la adquisición de niveles competenciales no adquiridos en cursos anteriores de estas materias y ámbitos. La nueva calificación para los cursos anteriores es ahora adquisición satisfactoria (AS).

- Si a pesar de no haber adquirido el nivel competencial de una materia o ámbito transversal del curso académico actual, y sí haber adquirido el de un nivel anterior, hay que hacer constar en el acta adquisición satisfactoria (AS) para este nivel anterior, indicando a continuación el número del curso a qué corresponde (1, 2 o 3). Esta nueva calificación es la que se tiene que utilizar para calcular la media.

- En caso de que se adquiera un nivel competencial anterior de una materia no cursada aquel año, también hay que hacerlo constar en el acta en los mismos términos que en el punto anterior.

- Las materias convalidadas o sin calificación no se tendrán en cuenta para el cálculo de la calificación media.

- Para los alumnos que iniciaron la educación secundaria obligatoria con anterioridad a la entrada en vigor de esta Orden, las calificaciones sobre 10 obtenidas no se multiplicarán por 2,5. En caso de que en alguno de estos cursos anteriores tuvieran materias con evaluación negativa y en el curso actual se adquieran los niveles competenciales de estas materias, la calificación de cada una de ellas será de 5.

- La religión cursada antes de la entrada en vigor del Decreto 187/2015, de 25 de agosto, no computará a efectos del cálculo de la calificación media del curso correspondiente.

- Las materias compactadas de cuarto computan como dos materias y tienen dos calificaciones.

 

 

Anexo 3

Actas de calificaciones de la evaluación final

 

En las actas se debe indicar si se trata de la convocatoria ordinaria o extraordinaria. Para cada alumno debe constar:

a) La calificación del grado de adquisición de las competencias de cada materia y de los ámbitos transversales, de acuerdo con la escala establecida en el anexo 1 de esta Orden.

b) La promoción de curso y, en las actas de 4º, la obtención del título si procede.

c) Las medidas de atención al alumnado recibidas.

d) La propuesta de medidas de atención al alumnado para el curso siguiente.

e) El resumen del consejo orientador.

 

a) Calificaciones

En las actas de cada curso están presentes todos los ámbitos de la etapa, tanto si el alumno cursa materias de aquel ámbito como si no lo hace. El acta de calificaciones de la evaluación final del último curso refleja el expediente completo del alumno. Las materias que figuran en el acta y no son del curso actual, además de la calificación obtenida, han de tener detrás el indicador del curso: 1, 2 o 3 según se hayan cursado en 1.er, 2.o o 3.er curso.

La adquisición de las competencias de las materias y de los ámbitos transversales del curso comporta la adquisición de niveles competenciales no alcanzados en cursos anteriores de estas materias y ámbitos; en este caso, la nueva calificación para los cursos anteriores es ahora adquisición satisfactoria (AS). Esta nueva calificación se utilizará para calcular la media de aquel curso.

En caso de que la calificación correspondiente a una materia o ámbito transversal sea NA, hay que especificar el último nivel competencial adquirido de la etapa, indicando la calificación que tenía (AS, AN o AE) y a continuación el número del curso (1, 2 o 3 según sea de 1.er, 2.º o 3.er curso).

Si a pesar de no haber adquirido el nivel competencial de una materia o ámbito transversal del curso académico actual, pero sí que se ha adquirido este curso el de un nivel anterior, hay que hacer constar en el acta adquisición satisfactoria (AS) para este nivel anterior, indicando a continuación el número del curso a que corresponde (1, 2 o 3). Esta nueva calificación es la que se tiene que utilizar para calcular la media.

En caso de que se adquiera un nivel competencial anterior de una materia no cursada aquel año, también hay que hacerlo constar en el acta en los mismos términos que en el punto anterior.

En las materias que permitan varias opciones (Lengua Extranjera, Religión / Cultura y Valores Éticos, materias optativas...) se tiene que identificar la opción que ha cursado el alumno.

Si la distribución de materias por cursos de un centro docente no coincide con la establecida de manera general, hay que adaptar el modelo del acta.

Para el alumnado escolarizado en centros del Arán, las actas tienen que incluir las calificaciones obtenidas en Aranés, entre las calificaciones de Lengua Catalana y Literatura y de Lengua Castellana y Literatura.

 

b) Promoción de curso y obtención del título

Promoción de curso (1º, 2º y 3º)

SÍ: accede al curso siguiente habiendo superado el curso;

SD: accede al curso siguiente de acuerdo con el plan de apoyo individualizado;

SL: accede al curso siguiente por imposibilidad legal de repetir (esta opción no es posible en 4º curso);

No: no accede al curso siguiente.

Obtiene el título (4º)

Se tiene que indicar “sí” o “no”.

 

c) y d) Medidas de atención al alumnado

PI: plan de apoyo individualizado;

PI*: plan de apoyo individualizado en el que se identifica que el alumno ha sido evaluado con criterios de evaluación correspondientes a cursos anteriores o posteriores, de acuerdo con los criterios especificados en su PI;

Sim.: alumnos que simultanean estudios de ESO con música, danza o educación física;

PIM: plan intensivo de mejora;

EE: escolarización compartida con un centro de educación especial;

EC: escolarización compartida con otros tipos de centros;

(─): el alumno no ha sido objeto de ninguna adaptación;

PDC: programa de diversificación curricular.

 

e) Resumen del consejo orientador

Orientación sobre el itinerario formativo del alumno y, si procede, recomendaciones y propuestas de medidas de apoyo para el curso siguiente.

Otros códigos y abreviaciones

Los códigos y abreviaciones que pueden aparecer en las actas de calificaciones son los indicados en los modelos siguientes. En caso de que se utilicen otros códigos o abreviaciones, tienen que quedar explícitos en algún apartado de los documentos.

 

(Véanse las imágenes al final del documento)

 

 

Anexo 4

Expediente académico

 

Datos de identificación

En los datos del alumno, se tiene que hacer constar su número de identificación (IDALU).

 

Páginas de calificaciones

Se tiene que rellenar una por cada vez que el alumno haya sido escolarizado en un curso de la etapa, repeticiones incluidas. El contenido de estas páginas tiene que reflejar el de las actas de calificaciones de la evaluación final correspondientes.

En las materias que permitan varias opciones (Lengua Extranjera, Religión, materias optativas) se tiene que identificar qué opción ha cursado el alumno.

Las calificaciones se han de expresar en su forma literal, en los términos NA: no adquisición; AS: adquisición satisfactoria; AN: adquisición notable; AE: adquisición excelente; SQ: sin calificar; Conv.: convalidado; NF: no hecho; FT: hecho; FA: hecho con aprovechamiento.

Si a pesar de no haber adquirido el nivel competencial de una materia o ámbito transversal del curso académico actual, pero sí que se ha adquirido durante este curso el de un nivel anterior, hay que hacer constar en el expediente adquisición satisfactoria (AS) para este nivel anterior, indicando a continuación el número del curso a que corresponde (1, 2 o 3 según sea de 1º, 2º o 3º curso).

En caso de que se adquiera un nivel competencial anterior de una materia no cursada aquel año, también hay que hacerlo constar en el expediente en los mismos términos que en el punto anterior.

La promoción de curso se tiene que expresar en los términos siguientes:

Sí: accede al curso siguiente al haber superado el curso.

SD: accede al curso siguiente de acuerdo con el plan de apoyo individualizado aplicado.

SL: accede al curso siguiente por imposibilidad legal de repetir (esta opción no es posible en 4º curso).

No: no accede al curso siguiente.

En el apartado “Medidas de atención al alumnado”, si procede, se tienen que hacer constar las medidas aplicadas (PI o PI*) o bien la simultaneidad de estudios (Sim.) que se hayan hecho constar en el acta. En caso de que no se haya aplicado ninguno, no hay que imprimir este apartado.

En la columna “Convocatoria” se tiene que consignar:

Ord.: si el resultado de la evaluación proviene de la evaluación final ordinaria.

Extr.: si el resultado de la evaluación proviene de la evaluación final extraordinaria.

 

Datos de salida del centro o de finalización de la enseñanza

Las anotaciones de finalización de la ESO o de traslado a otro centro son mutuamente excluyentes, sólo se formalizará la que proceda.

Las anotaciones de entrega del graduado en educación secundaria obligatoria o del certificado de escolaridad son mutuamente excluyentes, sólo se formalizará la que proceda.

 

(Véase la imagen al final del documento)

 

 

Anexo 5

Historial académico

 

El historial académico se concreta en un documento impreso cuando el alumno finaliza su escolaridad obligatoria. También se tiene que expedir y enviar en caso de traslado a otro centro educativo.

 

Datos de identificación

En los datos del alumno, se tiene que hacer constar su número de identificación (IDALU).

En el apartado “Datos de la escolarización” se tienen que consignar en orden cronológico todos los centros donde el alumno haya cursado alguna parte de sus estudios de ESO, incluidos el centro de inicio y el centro de finalización. Si la escolarización en el centro ha sido continuada, en una misma línea se tiene que hacer constar el año de entrada y el de salida del alumno, y los niveles que el alumno haya cursado íntegramente o parcialmente en el mencionado centro.

 

Páginas de calificaciones

Se tiene que rellenar una por cada vez que el alumno haya sido escolarizado en un curso de la etapa, repeticiones incluidas. El contenido de estas páginas de calificaciones tiene que reflejar el de las actas de calificaciones de la evaluación final correspondientes.

En las materias que permitan varias opciones (Lengua extranjera, Religión, materias optativas) se tiene que identificar qué opción ha cursado el alumno.

En el apartado “Medidas de atención al alumnado”, si procede, se tienen que hacer constar las medidas aplicadas (PI o PI*) o bien la simultaneidad de estudios (Sim.) que se hayan hecho constar en el acta. En caso de que no se haya aplicado ninguno, no hay que imprimir este apartado.

En la columna “Convocatoria” se tiene que consignar:

Ord.: si el resultado de la evaluación proviene de la evaluación final ordinaria.

Extr.: si el resultado de la evaluación proviene de la evaluación final extraordinaria.

Las páginas de calificaciones se tienen que imprimir con continuidad, sin necesidad de reservar una página específica para cada curso académico.

 

(Véase la imagen al final del documento)

 

 

Anexo 6

Informe personal por traslado

 

En los datos de los alumnos, se tiene que hacer constar qué tipo de documento de identidad (DNI, NIE, pasaporte) se ha presentado y su número.

En el informe personal por traslado se tienen que recoger las materias o ámbitos que curse el alumno en el curso en que se produce el traslado.

En las materias que permitan varias opciones (Lengua Extranjera, Religión, materias optativas) se tiene que identificar qué opción ha cursado el alumno.

La valoración del grado de adquisición de las competencias la tiene que proponer el tutor o tutora a partir de las informaciones obtenidas en las reuniones del equipo docente.

En el apartado “Aspectos personales y académicos relevantes para la escolarización posterior” se tiene que hacer constar la información necesaria (medidas de atención al alumnado, simultaneidad de estudios...) para la adecuada continuidad del proceso de aprendizaje.

El informe personal por traslado se tiene que adjuntar al expediente académico del alumno.

En caso de que, por traslado del alumno, los documentos oficiales de evaluación hayan de tener efecto fuera de Cataluña, o si otras circunstancias lo hacen necesario, las calificaciones de las materias tienen las equivalencias siguientes:

 

Adquisición excelente

Excel·lent / Sobresaliente (SB): 9 o 10

Adiquisición notable

Notable (NT): 7 o 8

Adquisición satisfactoria

Suficient / Suficiente (SU): 5

Bé / Bien (BI): 6

No adquisición

Insuficient / Insuficiente (IN): 1, 2, 3 o 4

 

(Véase la imagen al final del documento)

Amunt