Accés al contingut Accés al menú de la secció
DOGC  > Resultados y ficha
 
Añade a mi selección y suscríbeme
Añade a mi selección
Datos del documento
  • Tipo de documento Orden

  • Fecha del documento 20/08/2012

  • Número del documento ENS/0248/2012

  • Número de control 12209008

  • Organismo emisor Departamento de Enseñanza

    CVE CVE-DOGC-B-12209008-2012

Datos del DOGC
  • Número 6205

  • Fecha 03/09/2012

  • Sección DISPOSICIONES

  • Página 41505

Descriptores relacionados
Lupa
Accede a la búsqueda

ORDEN ENS/248/2012, de 20 de agosto, por la que se establecen los requisitos y el procedimiento para reconocer actividades de formación permanente dirigidas al profesorado de enseñanza no universitaria.


El nuevo marco legislativo hace necesario actualizar el mecanismo por el que se reconocen las actividades de formación permanente dirigidas al profesorado de enseñanza no universitaria.

La Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación, establece en el artículo 102 que la formación permanente es un derecho y una obligación de todo el profesorado y una responsabilidad de las administraciones educativas y de los mismos centros. Los programas de formación permanente deben prever la adecuación de los conocimientos y métodos a la evolución de las ciencias y de las didácticas específicas, así como todos los aspectos de coordinación, orientación, tutoría, atención educativa a la diversidad y organización dirigidos a mejorar la calidad de la enseñanza y el funcionamiento de los centros.

La Ley 12/2009, del 10 de julio, de educación, establece en el artículo 110 que la formación permanente tiene por objetivo actualizar la cualificación profesional, mejorar las prácticas educativas, especialmente en relación con el proyecto educativo de cada centro, y mejorar la gestión de los centros. La formación debe incluir, en todos los casos, la evaluación del aprovechamiento de las personas participantes.

El Departamento de Enseñanza prevé en su Plan de formación permanente del profesorado varias vías para garantizar al profesorado la posibilidad de realización de actividades de formación, entre las que se incluyen las actividades conducentes a la formación inicial y permanente de la función directiva consideradas en el Decreto 155/2010, de 2 de noviembre, de la dirección de los centros educativos públicos y del personal directivo profesional docente. Así el Departamento de Enseñanza organiza actividades de formación, directamente o en colaboración con otras entidades, y encarga también formación a las instituciones universitarias especializadas. Estas actividades de formación dan cumplimiento a los preceptos legales y a la vez contribuyen al desarrollo de la carrera profesional del profesorado.

De la misma manera, en Cataluña existen entidades diversas que organizan, por iniciativa propia, actividades de formación cuyo objetivo es la actualización de conocimientos y la mejora de la práctica docente del profesorado de niveles educativos no universitarios.

El interés de estas actividades de formación hace conveniente que puedan ser reconocidas por el Departamento de Enseñanza para que tengan los mismos efectos administrativos para el profesorado que las actividades incluidas en el Plan de formación permanente del profesorado.

Por todo lo expuesto, se necesita establecer unos nuevos requisitos y un nuevo procedimiento para reconocer las actividades de formación permanente dirigidas al profesorado y promovidas por instituciones y entidades no universitarias no dependientes del Departamento de Enseñanza.

Esta nueva regulación exige que las actividades formativas, para ser reconocidas, se adecuen a las prioridades formativas que anualmente fija el Departamento de Enseñanza, a través del Comité de Formación según la Resolución ENS/2559/2011, de 24 de octubre, por la que se crea el Comité de Formación del Departamento de Enseñanza. Las entidades organizadoras de formación afectadas por esta normativa tienen que presentar un informe final con la información suficiente para que se pueda hacer un seguimiento adecuado y una valoración.

Además, incluye un nuevo procedimiento de reconocimiento individual de formación a petición de la persona interesada en aquellos casos singulares que puedan afectar a un único docente, bien porque sea formación recibida en el extranjero o bien porque sea una formación singular de especial relevancia para el propio Departamento de Enseñanza. Este procedimiento también será aplicable cuando se requiera la homologación de la formación directiva cursada con anterioridad a la publicación del Decreto 155/2010, de 2 de noviembre, de la dirección de los centros educativos públicos y del personal directivo profesional docente, a efectos de su consideración en los procedimientos para la obtención de la acreditación de directivo profesional docente.

Una vez efectuado el trámite previo de consulta y participación con los representantes del personal al servicio de las administraciones públicas, y a propuesta del Comité de Formación del Departamento de Enseñanza,

Ordeno:

Artículo 1

Efectos del reconocimiento

Las actividades de formación que se reconozcan en el marco de esta Orden tendrán los mismos efectos administrativos para el desarrollo de la carrera profesional del profesorado que el de las actividades incluidas en el Plan de formación permanente del profesorado del Departamento de Enseñanza.

Artículo 2

Entidades solicitantes

Pueden solicitar el reconocimiento de actividades de formación permanente aquellas entidades con personalidad jurídica propia y sin finalidad de lucro vinculadas al mundo de la educación: colegios profesionales, sindicatos, movimientos de renovación pedagógica, grupos de maestros, asociaciones de enseñantes y otras entidades análogas de prestigio reconocido, con experiencia acreditada en formación del profesorado y que tengan como finalidad, en sus objetivos específicos o estatutarios, la realización de actividades de formación permanente dirigidas al profesorado no universitario.

También podrán solicitar el reconocimiento las entidades u organismos oficiales y los centros dependientes (a excepción de los centros docentes de régimen general y especial), siempre que las actividades de formación estén directamente vinculadas con el ámbito de actuación y con los objetivos de aquellas entidades y, a la vez, con los Objetivos del Plan de Formación Permanente del Profesorado y de las líneas prioritarias anuales aprobadas por el Comité de Formación del Departamento de Enseñanza.

Artículo 3

Características y modalidades de las actividades

3.1 Para ser reconocidas por el Departamento de Enseñanza, las actividades para las que se pide el reconocimiento tienen que cumplir las condiciones siguientes:

a) Ser actividades dirigidas al profesorado no universitario.

b) Responder a las prioridades formativas fijadas anualmente por el Departamento de Enseñanza.

c) Tener un mínimo de 15 horas de duración, a excepción de las jornadas.

d) Tienen que ser de una de las modalidades siguientes: curso, seminario, grupo de trabajo, jornada, asesoramiento, taller, encuentro pedagógico.

e) No tienen que estar relacionadas con la preparación de las pruebas de acceso a concursos, oposiciones o con la preparación de cualquier prueba para obtener acreditaciones y/o titulaciones oficiales.

3.2 Las actividades de formación pueden ser presenciales, semipresenciales y no presenciales.

a) Presenciales: cuando la actividad se realiza íntegramente en sesiones presenciales.

b) Semipresenciales: cuando en la actividad se realiza un número concreto de sesiones presenciales y se realizan tareas en una plataforma de trabajo en línea y/u otros mecanismos que no requieren la presencia del profesorado en un lugar y fecha concreta.

c) No presenciales: cuando la actividad se realiza íntegramente mediante una plataforma de trabajo en línea.

La modalidad formativa de las jornadas ha de ser siempre presencial.

El número de horas computables por semana a las actividades no presenciales y semipresenciales no podrá ser superior a 10. Se establecerán tareas distribuidas de forma periódica en el tiempo, bajo la supervisión de la persona formadora, que serán entregadas mediante una plataforma de trabajo en línea.

3.3 De acuerdo con la modalidad, las actividades de formación deben tener las características siguientes:

a) Curso

Actividad de formación estandarizada, donde el diseño es concretado por la institución o la entidad convocante, y que tiene como finalidad contribuir a la actualización científica, técnica, didáctica y profesional del profesorado. Es impartido por una o más personas formadoras especialistas.

Para poder ser reconocido, debe tener una duración mínima de 15 horas, tanto si es presencial como si es telemático.

b) Seminario

Tiene como finalidad la reflexión de docentes sobre un tema a partir de su práctica profesional.

El contenido está relacionado con la necesidad de profundizar en el estudio de determinados temas educativos, a partir de las aportaciones de las personas asistentes al seminario y que supongan un debate interno o intercambio de experiencias.

El diseño es concretado por la entidad convocante y los integrantes del seminario y puede ser impartido por una o más personas formadoras.

Para poder ser reconocido, debe tener una duración mínima de 20 horas presenciales.

c) Grupo de trabajo

Es una actividad que tiene por objeto la elaboración de proyectos y/o materiales curriculares, la experimentación de éstos o la innovación e investigación educativas.

El diseño de la actividad corresponde al mismo grupo y la coordinación recae en una persona integrante del grupo. Se puede pedir colaboración externa para realizar determinadas ponencias sobre temas específicos.

Para poder ser reconocido, debe tener una duración mínima de 30 horas presenciales.

d) Jornada

Tiene como finalidad la actualización científica, técnica, didáctica y directiva. El diseño es concretado por la institución organizadora.

Puede constar de:

Ponencias, impartidas por especialistas en las materias.

Presentación de experiencias.

Mesas redondas de debates.

Talleres prácticos.

Para poder ser reconocido, debe tener una duración mínima de 10 horas presenciales.

e) Asesoramiento

Formación impartida por una persona externa al centro en la mayoría del claustro o departamento de un centro, para mejorar el éxito educativo del alumnado. Tiene una duración no inferior a 30 horas.

f) Taller

Es una actividad formativa con una temática muy específica, y esencialmente práctica impartida por una persona experta. Tiene una duración no superior a las 12 horas.

g) Encuentro pedagógico

Es una actividad de formación intensiva y de corta duración en torno a un tema específico. Se orienta al intercambio de experiencias didácticas y de materiales entre profesores.

h) Actividades singulares

Las actividades de formación que no se corresponden con ninguna de las modalidades previstas pueden asimilarse a alguna de ellas según sus características. Deben tener la misma duración mínima que la modalidad a la que se asimile.

Artículo 4

Solicitud de reconocimiento de las actividades de formación permanente

4.1 Según los efectos previstos en esta Orden, la solicitud de reconocimiento de las actividades de formación permanente debe acompañarse de:

a) Los estatutos de la entidad debidamente legalizados.

b) El diseño previo de la actividad formativa.

c) El compromiso de presentación de un informe final.

4.2 En los estatutos de la entidad tiene que constar que ésta tiene como finalidad, en sus objetivos específicos o estatutarios, la realización de actividades de formación permanente dirigidas al profesorado no universitario.

4.3 El diseño previo de la actividad formativa tiene que concretarse en un documento que debe incluir los aspectos siguientes:

a) Entidad organizadora.

b) Denominación de la actividad.

c) Objetivos previstos.

d) Contenidos de la actividad.

e) Horas de duración.

f) Fechas de realización de la actividad.

g) Municipio de realización.

h) Modalidad.

i) Nivel del profesorado al que se dirige la actividad.

j) Responsable directo de la actividad.

k) Número de plazas.

l) Relación nominal de las personas formadoras o tutores.

m) Coste de la matrícula.

n) Plan de evaluación de la actividad.

o) Tipo de difusión de la actividad.

4.4 La solicitud de reconocimiento se tiene que dirigir a la Dirección General de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato y se tiene que presentar en los lugares previstos en el artículo 38 de la Ley 30/1992, de régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común, en el plazo de dos meses previos al inicio de la actividad.

4.5 El Departamento de Enseñanza podrá exigir la introducción de datos en una aplicación informática de gestión de actividades de formación a efectos de planificación, que substituya, total o parcialmente, los aspectos del diseño previo descritos en el punto 3 de este artículo.

Artículo 5

Resolución de reconocimiento

5.1 En un plazo de dos meses, a partir de la fecha de presentación de la solicitud de reconocimiento, y de haber dado respuesta a los requerimientos que el Departamento de Enseñanza haya podido hacer en relación con la ampliación de la información aportada, se resolverá la solicitud mediante resolución de la persona titular de la Secretaría de Políticas Educativas a propuesta de la comisión de formación permanente.

5.2 Transcurrido este plazo sin que se haya dictado resolución expresa, se entenderá estimada la solicitud.

5.3 La institución organizadora no podrá dar publicidad a ninguna actividad como reconocida o en proceso de reconocimiento si no se dispone de la resolución correspondiente.

5.4 Contra la resolución de la Secretaría de Políticas Educativas se podrá interponer recurso de alzada ante la persona titular del Departamento de Enseñanza, de acuerdo con los plazos y requisitos establecidos por la Ley 26/2010, de 3 de agosto, de régimen jurídico y de procedimiento de las administraciones públicas de Cataluña.

Artículo 6

Compromisos de la entidad

La entidad que obtenga el reconocimiento de alguna de sus actividades de formación permanente se compromete a:

1. Evaluar a las personas participantes de las diferentes actividades mediante el control riguroso de la asistencia en el caso de las actividades presenciales y semipresenciales. En el caso de actividades realizadas en la modalidad no presencial, se evaluaran los trabajos realizados.

2. Evaluar el aprovechamiento de la actividad formativa.

3. Emitir los certificados correspondientes al profesorado asistente y a las personas formadoras, con los requisitos previstos en los artículos 7.6 y 7.7.

4. Facilitar toda la información y documentación referida a la actividad de formación que el Departamento de Enseñanza le solicite.

Artículo 7

Evaluación y certificación

Para la certificación de la actividad a las personas asistentes se tiene que tener en cuenta lo que se indica a continuación:

1. Al inicio de la actividad se tienen que establecer las condiciones de seguimiento y evaluación de la actividad.

2. Para certificar una actividad a las personas asistentes, se necesitan dos condiciones:

a) Asistencia al 80% de las sesiones de actividades presenciales y entrega de las tareas periódicas en los plazos establecidos en las actividades semipresenciales y no presenciales.

b) Superar la evaluación. De acuerdo con las características de la actividad, esta evaluación puede consistir en:

Presentación de un proyecto.

Realización de actividades a lo largo de la actividad formativa, presenciales o telemáticas.

Participación en fórums telemáticos.

Pruebas específicas.

Para superar la evaluación, será necesaria una valoración positiva de las actividades realizadas por parte de la persona formadora.

3. Con la firma del acta de asistencia, la persona formadora se responsabiliza de la acreditación de la evaluación positiva y de la asistencia.

4. La responsabilidad final del proceso de certificación es de la institución que la organiza.

5. En la certificación de la actividad, se hará constar si se ha realizado de forma semipresencial o no presencial según convenga.

6. En cada certificación, se hará constar el nombre, los apellidos y el DNI de la persona interesada, el título de la actividad, su duración, el lugar de realización, las fechas de inicio y final, y si la participación de la persona interesada ha sido como asistente, formador/a o ponente. También se mencionará que la actividad ha sido reconocida por el Departamento de Enseñanza con el código de la actividad y la fecha de resolución de reconocimiento.

7. Cuando una actividad sea impartida por más de una persona formadora, en la certificación que se emita en cada una se hará constar también la naturaleza y la duración de su participación.

8. La evaluación de los seminarios se realiza atendiendo a la elaboración de materiales y/o de los resultados obtenidos de la investigación o la experimentación.

9. La evaluación de los grupos de trabajo se realiza a partir de una memoria final.

La evaluación debe realizarse por una comisión integrada, como mínimo, por la persona coordinadora y un asesor/a responsable de la entidad organizadora.

El material elaborado por el grupo de trabajo debe quedar abierto a todo el profesorado, mediante su publicación en una plataforma de Internet gestionada por la entidad responsable.

Artículo 8

Control de la ejecución de la actividad

El Departamento de Enseñanza podrá comprobar el desarrollo y la ejecución de las actividades durante su realización y se reserva el derecho de asistencia a cualquiera de las sesiones de las actividades presenciales reconocidas, o de la participación en las plataformas correspondientes en las actividades no presenciales. A estos efectos, la entidad organizadora está obligada a notificar al Departamento de Enseñanza cualquier cambio en el lugar, la fecha, los horarios de realización y la denominación de las actividades formativas que se hayan producido con posterioridad a la solicitud de reconocimiento.

Artículo 9

Informe final

En el plazo de un mes desde la fecha de finalización de la actividad, las instituciones tendrán que entregar:

1. Actas de asistencia de las personas asistentes que tienen derecho al certificado con nombre, apellidos y DNI.

2. Copia de uno de los certificados entregados a las personas asistentes y a la persona formadora.

3. Informe de evaluación de la actividad.

4. El Departamento de Enseñanza podrá exigir la introducción de los datos de las personas asistentes en una aplicación de gestión de actividades de formación a efectos de cierre del proceso.

Artículo 10

Anulación del reconocimiento

En caso de que la entidad organizadora no despliegue la actividad de acuerdo con lo que preveía la documentación presentada; se detecte falsedad en esta documentación o la entidad organizadora no cumpla los compromisos que contrae al acogerse a esta Orden, se anulará el reconocimiento otorgado en los términos previstos en la normativa aplicable y se comunicará a las personas afectadas.

Artículo 11

Reconocimiento individual de actividades formativas a petición de la persona interesada

El profesorado no universitario podrá solicitar un reconocimiento individual de formación al Departamento de Enseñanza. La solicitud se dirigirá a las direcciones generales competentes en la formación permanente del profesorado. De acuerdo con lo que establece el artículo 12 de la presente orden será la comisión de formación permanente, coordinada por la Subdirección General de Innovación, Formación y Orientación, la que consultadas las unidades correspondientes, elevará la propuesta de reconocimiento a la Secretaría de Políticas Educativas.

A la solicitud deberá adjuntarse fotocopia compulsada del certificado correspondiente, donde constará la denominación de la actividad formativa, modalidad, fechas de inicio y de final de la actividad, horas de duración de la misma, lugar de celebración y la entidad que certifica, así como el programa de la actividad y la evaluación obtenida por la persona interesada.

La tipología de actividades que se prevé reconocer por esta vía son:

1. Actividades de formación permanente relacionadas con las enseñanzas profesionales, donde será preceptivo el informe favorable de la Dirección General de Formación Profesional Inicial y Enseñanzas de Régimen Especial. Deberán tener una duración mínima de 15 horas, y la podrá solicitar el profesorado en activo que esté impartiendo enseñanzas profesionales o que tenga la especialidad.

2. Actividades de formación permanente realizadas en la Unión Europea y organizadas por organismos oficiales, por universidades o instituciones de formación del profesorado oficialmente reconocidas y que tengan un prestigio acreditado por las autoridades educativas del país respectivo, siempre que su contenido tenga relación con las enseñanzas reguladas por la normativa vigente. Así como las actividades de formación con o sin movilidad desarrolladas en el marco de la formación europea promovida por el Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos, en su Programa de Aprendizaje Permanente o en otros programas oficiales e impulsados por la Unión Europea. Será preceptivo el informe favorable de la dirección general correspondiente. En este caso la certificación mencionada con carácter general tendrá que ser emitida en cualquiera de las lenguas oficiales de la Unión Europea y tendrán traducción al catalán y/o castellano.

3. Actividades de formación permanente relacionadas con la formación para la dirección profesional docente cursadas con anterioridad al Decreto 155/2010, de 2 de noviembre, de la dirección de los centros educativos públicos y del personal directivo profesional docente, que hayan sido impartidas por instituciones de prestigio reconocido. Será preceptivo el informe favorable de la Dirección General de Centros Públicos.

4. Otras actividades de formación permanente basándose en la documentación presentada por el solicitante.

Artículo 12

La comisión de formación permanente

La comisión de formación permanente del profesorado está constituido por técnicos de las unidades del Departamento de Enseñanza que se mencionan en el artículo 2.1 de la Resolución ENS/2559/2011, de 24 de octubre, por la que se crea el Comité de Formación del Departamento de Enseñanza. Esta comisión será coordinada por la Subdirección General de Innovación, Formación y Orientación y sus funciones serán:

a) Valorar el diseño previo de la formación propuesta por las entidades, para garantizar la adecuación a las líneas de formación prioritarias del Departamento de Enseñanza.

b) Valorar aquellas propuestas formativas que no se adecuen en su totalidad a la casuística propuesta por esta Orden.

c) Realizar propuesta de reconocimiento a la Secretaría de Políticas Educativas, si conviene, una vez consultadas las direcciones generales competentes.

Disposición adicional

Las actividades realizadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes; las reconocidas por las comunidades autónomas y las realizadas por las universidades del Estado no necesitan ningún reconocimiento previo y tendrán los mismos efectos administrativos que las realizadas por el Departamento de Enseñanza, siempre que se cumplan las condiciones establecidas en los puntos 1.d), 1.e), 1.f) y 2 del artículo 3 de esta Orden.

Disposición derogatoria

Quedan derogadas la Orden de 7 de septiembre de 1994, por la que se establecen los requisitos y el procedimiento para reconocer actividades de formación permanente dirigidas al profesorado y la Orden de 30 de diciembre de 1997, que la modifica.

Barcelona, 20 de agosto de 2012

Irene Rigau i Oliver

Consejera de Enseñanza

(12.209.008)

 

Amunt